null sostenibilidad-casospracticos-residuos-riad

Metro de Riad

Descripción de la actuación social y ambiental.

Necesidades detectadas:

En la actividad de construcción existe el riesgo de contaminación de suelos y aguas subterráneas asociado a derrames accidentales de hidrocarburos empleados en maquinaria de obra. Además, otro posible foco de contaminación de estos medios puede resultar del almacenamiento de productos químicos o residuos peligrosos. Estos dos riesgos fueron identificados durante el proyecto de construcción de las líneas 4, 5 y 6 del metro de Riad (Arabia Saudita).

La prevención de estos focos de contaminación es de gran relevancia puesto que pueden tener incidencia en la calidad de las aguas subterráneas y los suelos, con repercusión para los hábitats relacionados.

Soluciones adoptadas:

Para minimizar estos riesgos, se llevaron a cabo las siguientes acciones:

  • Contratación de una empresa certificada por la agencia de auditoría medioambiental del Reino de Arabia Saudí (Presidency of Meteorology & Environment), que ofrecía un sistema de segregación de residuos peligrosos y no peligrosos.
  • Recogida de los lixiviados que se dieron como resultado de las precipitaciones y tratamiento posterior para minimizar los riesgos de manipulación y eliminación.
  • Para evitar los derrames accidentales se designaron áreas específicas para el almacenamiento de sustancias —alejada de las aguas de escorrentía de pluviales o cursos de agua naturales—, provista de un techado para reducir la incidencia de los rayos del sol, un muro perimetral de hormigón y una correcta señalización en la zona de acopio de residuos. Además, en ese área, los productos químicos se organizaron de modo que se evitasen incompatibilidades.
  • Ubicación de los generadores y grupos electrógenos operados con diésel y los tanques de fueloil bajo un cobertizo techado, que permitió atenuar las variaciones de las condiciones climáticas extremas, aislarlos y evitar la escorrentía de los hidrocarburos en caso de accidente.
  • Suministro de kits para la actuación del personal en caso de derrame y formación acerca de su uso, además de formación sobre la adecuada separación de los productos químicos.

Resultados:

Las medidas adoptadas han supuesto una reducción del riesgo de contaminación de los suelos y aguas por infiltración, la prevención de la incorporación de contaminantes en las aguas de escorrentía que puedan llegar a los colectores de agua, la reducción de los riesgos para la salud de los ecosistemas y las personas y una mejora en el control físico y químico de sustancias contaminantes.

Así mismo, la contratación de una empresa externa supuso mejoras en el tratamiento de los residuos peligrosos y en su correcta gestión ambiental.