null Sostenibilidad-casosPracticos-estadioAtletico

Nuevo Estadio Atlético Madrid

Descripción de la actuación social y ambiental.

Necesidades detectadas:

La ampliación y adecuación del Estadio Municipal de Madrid (La Peineta) a estadio de fútbol contempla un movimiento de tierras total de 663.069 m3, estando previsto en proyecto que un 81,7% fuese destinado a vertedero y el 18,3% restante se reutilizase para rellenos en la propia obra.

Además, debido a necesidades de ejecución de la obra, es preciso realizar una excavación no prevista en el proyecto, de 50.000 m3 en zanja para realización de los encepados de cimentación, que posteriormente se rellenará hasta alcanzar el nivel superior de estos.

Dado que se trata de volúmenes tan elevados y que no son residuos peligros, llevar estas cantidades de tierras a vertedero supone estar desaprovechando un material potencialmente útil, que debería intentar revalorizarse y reutilizarse para mejorar el impacto ambiental del proyecto.

Soluciones adoptadas:

Con el objetivo de reutilizar las tierras sobrantes de excavación y con la previsión de que las tierras del vaciado fuesen de buena calidad, al encontrarse la obra ubicada en una antigua mina de sepiolita restaurada con material de la propia explotación, la obra decidió comenzar a acopiar las tierras procedentes del movimiento de tierras en la zona destinada para el futuro aparcamiento del Estadio.

Además, al contratar la actividad del movimiento de tierras, se solicitó al subcontratista una carta de Compromiso de Destino de Tierras, para conocer los posibles destinos de depósito de tierras y buscar de este modo una alternativa a su envío a vertedero, que era el destino inicialmente previsto en proyecto.

Previamente a la reutilización de las tierras para el relleno de las zanjas necesarias para la ejecución de los encepados, se realizaron ensayos característicos de los áridos extraídos y acopiados. Los resultados obtenidos fueron más que satisfactorios.

Resultados:

A mediados de 2013, de los 381.384 m3 de tierras de excavación ejecutadas:

• Casi el 55% habían sido depositadas por el subcontratista en otras obras, principalmente en la ampliación de la urbanización de Mercamadrid (FCC), en la Autovía Nordeste A-2 (OHL), las 117 Vvdas. P24 El Cañaveral y en la Junta de Compensación del Parque de Valdebebas.

• Un 13% de las tierras excavadas hasta la fecha se habían reutilizado en la propia obra, para el relleno de la zona de cimentación.

• 123.097 m3 de tierras procedentes de la excavación (aproximadamente 32%) seguían acopiadas en obra, esperando su uso/destino final.

• Los 25 m3 restantes fueron depositado en vertedero, por tratarse de tierras mezcladas con escombros y otros residuos inertes.

Aunque en esa fecha aún estuviese pendiente realizar la excavación del campo de fútbol y de los túneles de acceso (aproximadamente 230.000 m3), la gestión de tierras llevada a cabo hasta la fecha pone de manifiesto el buen comportamiento ambiental de la obra.

La elevada reducción de la cantidad de tierras que estaba previsto destinar a vertedero respecto al proyecto inicial conlleva el aprovechamiento del recurso, evita la extracción de nuevo material de préstamo, minimiza las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas al transporte y disminuye la necesidad de vertederos.