null sostenibilidad-casosPracticos-AIElDorado

Nueva Torre de Control del Aeropuerto Internacional El Dorado

Descripción de la actuación social y ambiental.

Necesidades detectadas:

En la evacuación de las aguas de lluvia y de las filtradas, conducidas a las cajas de inspección, se evidenció la presencia de un alto contenido de ceniza, que era conducida directamente a la red de alcantarillado del Aeropuerto sin previo tratamiento, generando una contaminación directa al recurso hídrico. En el proceso constructivo del proyecto, se hace uso de la ceniza para el relleno y, en suspensión dentro del vertido, afecta significativamente a la calidad del agua, generando contaminación directa a la red de alcantarillado, lo que, además, supone incumplimientos contractuales con la Aeronáutica Civil, además de posibles multas y sanciones por parte de la Secretaría del Medio Ambiente, la cual establece la prohibición de verter aguas industriales directamente a la red de alcantarillado.

Soluciones adoptadas:

Con el fin de mitigar dicho impacto ambiental generado por el desarrollo del proyecto, así como dar cumplimiento a la normatividad aplicable, se hace ne cesario adoptar medidas correctivas, y se suspende de forma inmediata, la evacuación de aguas por el punto de conflicto. Adicionalmente se establece la necesidad la construir de un desarenador de aguas de lluvia y de escorrentía, ubicado cerca del edificio de Descanso (punto en conflicto). Como última medida, se opta por realizar, adicionalmente, una protección al sumidero, que es el punto final a donde llegan las aguas residuales del proyecto, al sistema de alcantarillado del Aeropuerto El Dorado.

Resultados:

Como resultado de la implantación de estas medidas, y para verificar que la construcción del desarenador cumpliera con las necesidades para las que se había construido, se realizó un Programa de Monitoreo y Seguimiento de aguas residuales y domesticas derivadas del proyecto, donde se estipuló hacer pruebas a la calidad del agua residual que se vertía en dicho punto. Los resultados obtenidos fueron comparados con parámetros establecidos por norma, verificando que el proyecto cumple los requisitos requeridos en el tema ambiental y el desarenador ejerce su función correctamente. Con todo esto, se ha logrado el cumplimiento de la normativa aplicable, así como una significativa reducción de los niveles de contaminación de las aguas vertidas.