null Sostenibilidad-casosPracticos-elblag-Podrodzi

Carretera Elblag-Podrodzi

Descripción de la actuación social y ambiental.

Necesidades detectadas:

La renovación de 24,3 km de calzada de una carretera ubicada en el norte de Polonia, Elblag y Tol misko, supone que la obra esté localizada en las inmediaciones de diferentes espacios naturales con protección especial.

Concretamente, en una franja de 100 m desde el eje de la carretera se identificó la existencia de hábitats de escarabajos ermitaños (Osmoderma ermita), especie animal clasificada, por su distribución, como rara y, por su estado de protección, como especie incluida en el régimen de protección estricta. Asimismo, esta especie está incluida en el marco de la Red Natura 2000 y en la Lista Roja de animales de Polonia, en la que se le categoriza como especie vulnerable. La presencia de esta especie animal en un espacio tan cercano a la obra, suponía la implantación de medidas de prevención y protección, para evitar posibles impactos sobre la misma.

Soluciones adoptadas:

Para favorecer la preservación de esta especie, se adoptaron las siguientes medidas:

  • Antes de talar los árboles susceptibles de contener larvas en el interior de su tronco, el entomólogo las extrajo y fueron depositadas en una especie de barriles de madera con lana mineral y dos litros de mantillo con madera podrida en su interior. Las larvas pasaron todo el invierno en estos recipientes que ayudaron a su preservación, ya que si las larvas hubiesen permanecido en los árboles, hubiesen estado expuestas a las inclemencias climatológicas y a los roedores.
  • A lo largo del invierno, se crearon unos refugios para poder hacer el traslado de las larvas a su hábitat natural en primavera. Para su realización, se procedió a limpiar los troncos de los árboles, que habían sido cortados tras la extracción de las larvas y a subsanarlos con materiales naturales, en el supuesto caso de haber dañado el tronco. Los 27 troncos preparados de esta manera se unieron de 3 en 3, formando 9 casitas. Los troncos se enterraron con un metro de profundidad y en su base se colocaron piedras, tierra, árido, lana vegetal y unos 20 litros de mantillo. Además, se instaló un tejadillo en la parte superior de las casitas y una protección frente a los roedores en la parte inferior.

 

Resultados:

Todas las medidas implantadas han conseguido proteger a los ejemplares de escarabajo ermitaño presentes en los hábitats cercanos a la ejecución de la obra, así como promover su desarrollo. La alta sensibilización ambiental del equipo de obra ha sido un factor clave para alcanzar estos exitosos resultados.