Filtre de recerca

null FCC Construcción finaliza la restauración del Monasterio Sant Tomás de Riudeperes, en la provincia de Barcelona

27/03/2018

FCC Construcción finaliza la restauración del Monasterio Sant Tomás de Riudeperes, en la provincia de Barcelona

El área de construcción del Grupo FCC ha finalizado la restauración del Monasterio de Sant Tomás de Riudeperes en Calldetenses (Osona), Barcelona. FCC Construcción ha realizado la consolidación estructural del claustro y la rehabilitación de las cubiertas.

El edificio presentaba patologías derivadas del deterioro de los diferentes sistemas constructivos. FCC Construcción ha desarrollado soluciones para restaurar parte del monumento, encaminadas a la preservación, restitución y consolidación de los espacios de mayor valor arquitectónico y patrimonial. El techo del claustro presentaba grandes deformaciones estructurales en pilares y bóvedas.

Para solucionarlo, se desmontó de forma total la cubierta del claustro y se reconstruyó con vigas nuevas de madera natural. Asimismo, se reconstruyó una de las bóvedas, afectadas por la entrada de agua, con piezas cerámicas que reproducen la geometría y el sistema constructivo original. En la iglesia se rehabilitaron las cubiertas, sustituyendo la estructura y restaurando la terraza con losas de piedra de Folgueroles, volviendo a la arquitectura original. En la actualidad, el monasterio no tiene ninguna actividad.

La planta semisótano y parte de la planta baja se utilizan como almacén de productos alimentarios provenientes de la agricultura ecológica producidos en los campos de cultivo adyacentes a la finca. El complejo también dispone de un pabellón polideportivo situado al norte del monasterio y de un edificio aislado, construido hacia el 1980, y ampliado en 2007, donde se encuentran los talleres ocupacionales.

Un poco de historia

El monasterio de Sant Tomás de Riudeperes, tiene su origen en el siglo XI, como canónica augustiniana. En el siglo XVI fue convertido en un convento franciscano. En el año 1901 fue adquirido por los religiosos camilos (utilizándolo como seminario y colegio) los cuales hicieron obras de remodelación. En 1912, se redactó el proyecto de reconstrucción del edificio monacal y, en 1914, fue restaurada la iglesia de origen románico. El conjunto del edificio es de grandes dimensiones, con una planta semisótano de 515 metros cuadrados; una planta baja de 1.123 metros cuadrados; una primera planta de 1.109 metros cuadrados de superficie y una segunda de 805.