null Sostenibilidad-casosPracticos-PlantaVicalvaro

Planta de Vicálvaro de fabricación de aglomerado y hormigón

Descripción de la actuación social y ambiental.

Necesidades detectadas:

FCC Construcción tiene ubicada en Vicálvaro (Madrid) una planta de fabricación de aglomerado asfáltico. La producción de la fábrica –que se aplica en planes de asfaltados municipales, urbanizaciones o construcción y mantenimiento de viales, entre otros– se emplea en obras propias de la empresa y también se suministra a clientes. El combustible que se venía utilizando para la fabricación era el fuelóleo, lo que suponía un alto coste económico y medioambiental, ya que su ratio de emisiones de gases de efecto invernadero por tonelada de aglomerado asfáltico producido es superior al de otros combustibles. Además, también es importante destacar que el uso de fuel reciclado generaba problemas mecánicos en la maquinaria, lo que reducía su vida útil.

Soluciones adoptadas:

Persiguiendo el doble objetivo de minimizar los problemas técnicos y reducir la huella de carbono del aglomerado producido, se decidió sustituir los combustibles fósiles utilizados hasta el momento (tanto el fuel, como el gasóleo) por gas natural procedente de la red de suministro, que ya había sido instalada en el Polígono Industrial de Vicálvaro. El gas natural supone, frente al fuelóleo y el gasóleo, menores emisiones de gases con efecto invernadero (CO2, NOx, SO2 y CH4), y ausencia de cualquier tipo de impurezas y residuos, lo que descarta cualquier emisión de partículas sólidas, hollines, humos, etc.

Resultados:

El coste de la instalación necesaria para hacer la transición al gas natural no ha sido excesivo y, por otra parte, se compensa con el ahorro del combustible empleado para la fabricación de aglomerado asfáltico, así como en las necesidades de mantenimiento de la maquinaria. Pero, lo más importante para FCC Construcción es que, además de la reducción en consumo de recursos y el aumento de la eficiencia en los equipos, el uso del nuevo combustible supone una notable disminución en las emisiones de gases de efecto invernadero, con lo que estamos contribuyendo a minimizar nuestro impacto en el calentamiento global y, por tanto, en el proceso de cambio climático.