null Sostenibilidad-casosPracticos-muellesVigo

Muelles Comerciales del puerto de Vigo

Descripción de la actuación social y ambiental.

Necesidades detectadas:

Aunque se trata de una obra de ámbito portuario, en el caso de la ciudad de Vigo, el puerto está situado en las proximidades del núcleo urbano, lo que implicaba que los ruidos generados durante la ejecución de la obra podían suponer molestias para los vecinos de los inmuebles próximos.

La actividad fundamental de la obra era la ejecución de pilotes, debiendo realizarse el 60% de los mismos a través de perforación en roca, actividad que lleva aparejada la generación de ruidos y vibraciones. La ejecución de pilotes en roca requiere de herramientas especiales que, o bien perforan la roca mediante percusión (trépano), o bien a rotación con útiles dotados de dientes de carburo de wolframio (widia). Los pilotes a ejecutar en lado del mar requieren a su vez de vibrohincadores, que funcionan haciendo vibrar la camisa de acero y, a medida que ésta vibra, también lo hace el suelo circundante, reduciendo la resistencia entre el tubo y el terreno.

Además del ruido y vibraciones característicos de la propia actividad, el problema se agravaba, ya que desde un inicio se planteó la posibilidad de que, en el caso de producirse retrasos en la perforación de pilotes, pudiera ser necesario trabajar a doble turno, lo que implicaría una mayor molestia a la población, ya que se trabajaría en horario nocturno.

Soluciones adoptadas:

Para minimizar los ruidos de obra y la repercusión sobre los vecinos se realizó un análisis exhaustivo de las fases de ejecución para incorporar dos equipos de pilotes siempre que las actividades lo permitan. Con los dos equipos se garantizaba el cumplimiento del plazo, a la vez que se evitaba trabajar en horario nocturno.

Además, durante la ejecución tampoco se llevaron a cabo tareas de hinca de camisas perdidas en horario nocturno, a pesar de que esto hubiera supuesto un avance en cuanto a rendimientos para la obra. Además de fijarse en el período en el que se iban a llevar a cabo las actuaciones, se contrató la maquinaria menos lesiva desde el punto de vista de generación de ruidos y vibraciones. La ejecución de pilotes se realizó mediante:

  • medios de perforación a rotación con herramientas especiales de widia para el empotramiento, con el fin de evitar el empleo de trépano, ya que el golpeo con este útil, que fractura la roca y se combina con un cazo para la extracción del detritus, es más molesto desde el punto de vista de la generación de ruido y vibraciones.
  • hinca de camisas perdidas mediante vibrohincador hidráulico con frecuencia variable, una tipología que elimina las resonancias en su puesta en marcha y en su finalización, minimizando ruido y vibraciones.

 

Resultados:

Con la implantación de estas soluciones, no ha habido ningún tipo de queja o protesta por parte de vecinos ni Administraciones. Asimismo, las medidas mensuales del nivel sonoro en 5 estaciones o puntos de control, realizadas en el marco del Plan de Vigilancia Ambiental, muestran que se ha cumplido la normativa aplicable, estando los valores medidos un 49% por debajo del límite admisible en 2012 y un 63% en 2013. Para obtener la reducción de los datos recogidos en campo respecto al nivel límite admisible, se compararon los valores en unidades de presión sonora (pascales).